jueves, 30 de mayo de 2013

Un abrazo eterno

¿Habrá sido producto del azar?, ¿un intento desesperado de protección o rescate?, ¿un gesto de resignación frente a lo inevitable? Pueden tejerse miles de hipótesis difícilmente corroborables. La imagen muestra a un hombre ciñendo la zona lumbar de una mujer. Posa su cabeza en los pechos de ella. Es morocho, viste camisa celeste y las facciones de su cara están visibles y cubiertas de polvillo. De los ojos se desprende un hilo de sangre que cae en forma de lágrima. Quizás mañana se funda con la tierra roja de algún templo histórico o se refleje en el arrebol del alba. Ella, en cambio, luce una remera rosa (o roja estampada) y una pulsera dorada. El brazo derecho está levemente abierto (en forma de V) y el resto de su figura está oculta bajo los escombros. A ninguno se le ven las extremidades inferiores. La escena se completa con una tela celeste con lunares marrones (secundadas por otras de color rosa y naranja),  bloques de cemento, ladrillos y varas metálicas esparcidas encima y alrededor de los cuerpos de las víctimas. Ruge el Tigre de Bengala…

Habían pasado doce horas del derrumbe del complejo Rana Plaza, un edificio ubicado en la periferia de Dacca, capital de Bangladesh. El inmueble albergaba a cinco manufactureras textiles que confeccionaban ropa para marcas internacionales. Se calcula que alrededor de 40000 trabajadores estaban dentro al momento del desmoronamiento. Murieron 1128 y 2458 resultaron heridos. Afirman los sobrevivientes que el día anterior al infausto suceso (el 23 de abril) se detectaron grietas en las 8 plantas del edificio. Dicen también que el dueño habría sido advertido de la situación y que, a pesar de advertencias de posibles derrumbes, conminaría a sus empleados a ir a cumplir con sus labores.  Lo cierto es que a las 2 de la mañana del sábado 25 de abril, 12 horas más tarde de producido el desplome, tras un incesante movimiento de rescatistas y familiares de las víctimas, entre las ruinas apareció un hombre y una mujer de identidad desconocida. Taslima Akhter capturó la escena a través de su cámara. La fotógrafa bangladesí  manifestó en el portal Time LightBox que cuando los vio no podía creerlo. Los sentía cercanos como quien conoce a alguien de toda la vida. Dijo también que la ternura de lo que estaba presenciando se elevaba por encima de los escombros para tocarnos donde somos más vulnerables. Finalmente, la activista agregó: Esta foto me está rondando todo el tiempo. Si los responsables no reciben el más alto nivel de la pena, vamos a ver este tipo de tragedia otra vez. No habrá alivio de estos sentimientos horribles.  He sentido una tremenda presión durante las últimas dos semanas, rodeada de cadáveres. Como testimonio de esta crueldad, siento la necesidad de compartir el dolor con todo el mundo. Es por eso que quiero que esta foto sea vista”.  A poco de ser publicada, los medios de comunicación dieron respuesta al pedido y la imagen se reprodujo de manera viral por las distintas redes sociales. Fue bautizada por su autora como “El abrazo de la muerte”. Una muestra de afecto o de amor que nos proporciona seguridad, cuidado, consuelo, conexión con lo demás, expresión emocional no verbal (comunicación sin palabras), entre tantos significados variopintos que los entendidos le adjudican, hizo que muchos nos preguntásemos si era la indicada para relacionarla con la fatalidad. Si en la tibieza de dos cuerpos enlazados –acaso en la eternidad- no existe la fuerza necesaria para superar la gelidez terrenal de dos cuerpos que yacen unidos por eventualidad o convicción. Dicen que se necesitan  cuatro abrazos diarios para sobrevivir. Me pregunto cuántos podrán darse en 24 horas… ¿y si el mismo nos mantiene unidos atemporalmente? Frente a la aciaga circunstancia, elijo la fuerza emotiva y vital de un abrazo eterno.  

miércoles, 8 de mayo de 2013

Taller de periodismo cultural

" El periodismo cultural es aquel que hace consumo de las artes.Es algo vivo, en constante mutación. Cualquier fenómeno puede ser abordado desde su perspectiva". La definición pertenece a José Heinz, encargado del suplemento "Ciudad X", del diario La Voz del Interior. El disertante fue invitado por el Sindicato de Prensa de Bahía Blanca para dictar un taller sobre la modalidad, en las instalaciones de Colón 80 (Universidad Nacional del Sur). El 27 de abril, el periodista comenzó por precisar el campo de acción.            " La palabra 'cultura' tiene dos acepciones: la ilustrada, ligada a las Bellas Artes; y la amplia, que incluye las disciplinas de los últimos 20 años ( diseño gráfico, poesía multimedia, etc)". Posteriormente, agregó: "Hay que salir del circuito tradicional, hablar con gente de diferentes espacios  y preguntarle cuáles son las nuevas tendencias y artistas. Darle la oportunidad a alguien desconocido, sabiendo que lo ayudamos, da grandes gratificaciones". Tras abordar otros tópicos afines, concluyó la primera instancia. La segunda, por su parte, se desarrolló el 28. A través de ejemplos prácticos se repasaron diferentes géneros:  reseña, crónica, crítica,  perfil y columna de opinión. Seguidamente, al igual que en el día anterior, se escucharon diferentes opiniones de los asistentes sobre la realidad cultural de la ciudad. Tras escuchar las diferentes voces, Heinz concluyó: "En los dos días que estuve en Bahía advertí el reclamo -por parte de los músicos- de críticos que den cobertura periodística a su trabajo. Noto ganas e interés sobre el seguimiento de estos temas". 
 

martes, 7 de mayo de 2013

Youth to Business Forum

El Foro de Negocios para Jóvenes es una jornada única, desarrollada a nivel mundial por AIESEC (ONG dedicada a la gestión de intercambios y a la formación de liderazgos multiculturales), que tiene por objetivo relacionar a los estudiantes con el ámbito laboral, permitiéndoles establecer vínculos locales y regionales con el ámbito de los negocios. El pasado 23 de mayo, AIESEC Bahía Blanca lo llevó a cabo en el Aula Magna de la Universidad Nacional del Sur. El evento comenzó a las 14: 30 con las palabras iniciales del conductor Emmanuel Ituarte. Seguidamente, Claudio Carucci, Carla Temporelli y Sebastián Dietz se dirigieron al público. Ordinalmente, el secretario de Cultura y Extensión Universitaria de la UNS se sorprendió por la cantidad de asistentes y destacó la labor realizada por la organización. " Mientras todo siga así, seguiremos trabajando con AIESEC", manifestó. La presidente de la institución, por su parte, explicó brevemente sobre la entidad y presentó a uno de los practicantes que viajó a Brasil para aportar sus conocimientos. " Estuve en una de las 150 empresas mejor catalogadas  del país anfitrión. Aprendí que no todo pasa por la plata y a llevar nuestra cultura como bandera", alegó el licenciado en Computación. Las anécdotas de la estadía, el aprendizaje de un nuevo idioma y los contactos generados fueron aspectos destacados durante la exposición. Posteriormente, los oradores convocados por AIESEC Bahía Blanca disertaron sobre distintas temáticas. En primer lugar, Carlos Spinelli (licenciado de Administración y gerente general de IACA Laboratorios) se refirió a la gestión de los recursos humanos, haciendo hincapié en la necesidad de contar con un líder y el llamado a no dejar de lado los sueños. En segundo termino, Marcial Pérez (ingeniero químico y representante del INTI) trató acerca de los descubrimientos producidos en el cerebro humano y la manera en que ellos se relacionan con el ámbito laboral); el título de la charla:                " Neurociencia y competencias genéricas para el mundo del trabajo". Por último, Noelia Neme (integrante de COUL Argentina) interiorizó a los presentes sobre "El Assesment Center como método de evaluación en el proceso de selección". A través de una dinámica preparada para la ocasión, analizó el desempeño de seis postulantes a un puesto (elegidos entre los concurrentes) y aconsejó sobre la manera de desenvolverse frente a una entrevista laboral.
El Youth to Business finalizó con las palabras de Federico Borgani (coordinador) y con la entrega de certificados a los asistentes.